Connect with us
  • Su padre la regaló un caballo en su cumpleaños y su tío lo lleva al Sporting luciendo la tenida completa como un verdadero jinete

El pequeño Mariano Cabrera Ahumada, de siete años de edad, se pasea por el Valparaíso Sporting Club luciendo una hermosa tenida de jinete, constituyéndose en una atracción para la familia hípica.

Claudio Catalán Silva, es el encargado de llevarlo al hipódromo porque quiere mucho a su sobrino nieto ya que quiere muchos a los caballos.

Él tiene su propia trayectoria que contar: “Yo llegué a los 14 años a la hípica. Yo fui empleado con Delfín López, Samuel Fuentes, Antonio Bullezú, Luis Catena y en los últimos años trabajé como capataz con Emilio Padonavi y a la vez él me sacó la patente de preparador, en un reemplazo, porque él estuvo castigado por un doping casual que nos salió y optaron por sacarme la patente a mí. El primer año que ejercí como preparador me gané al tiro la estadística en Viña. Me gané las 60 carreras en 8 meses y en el año siguiente llegué segundo en la estadística. Me ganaron por tres carreras. Creo que me ganó Guajardo”.

“Ese es mi vínculo con la hípica y mi sobrino nieto es el único por parte de la familia que está siguiendo los pasos, porque desde chiquitito le han gustado los caballos. Él ya tuvo su caballito propio, un caballito de silla, lo montaba en pelo, era como si hubiese visto una película antigua de los niños cuando montaban a caballo en pelo. No les tiene miedo y por eso lo traigo porque se entusiasma. Como es el único que está siguiendo la hípica, por eso yo lo traigo. Aquí lo conocen todos, el juez de peso, el juez de paddock, todos los jinetes, lo saludan, le dan la mano, le invitan a sacarse la foto”, agregó con entusiasmo.

“Yo me desvinculé de la hípica cuando se produjo el estallido social. Me retiré y ahora estoy trabajando en forma independiente en la locomoción colectiva, ando en un colectivo, soy mi propio patrón. Ahí me entretengo, paso rabias solo, me reto yo mismo. Ando para el sector de Forestal Plaza de Viña”, completó su relato.

El propio Claudio Catalán le mandó a confeccionar el traje completo con su casco y huasca a Mariano Cabrera quien con mucha pachorra dijo: “Me gustan los caballos desde que nací. Mi papá me compró un caballo como sorpresa y más me empezaron a gustar los caballos. Empecé a ir al Sporting y mi tío me ha traído siempre”

Está decidido que quiere ser jinete, pero primero sabe que tiene que estudiar. Ahora pasó a segundo año.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MAS NOTICIAS

Página de Noticias De Pancho a Pancho y RECREO AL DIA hecho en Wordpress