Connect with us
  • Salieron de Villa Nueva Oriente y aparecieron en la Población Don Sebastián

Una verdadera pesadilla vivió Eugenio Valdés Pardo cuando se asomó al potrerito de su casa en Villa Nueva Oriente de Molina y no estaban los dos regalones de sus nietos: el caballito “Coqueto” y la yegüita “Fifí”.

Vio con alarma que parte de la cerca estaba botada y que por ahí salieron los ejemplares a recorrer las calles de la ciudad.

No se pasó película, de si la reja cayó sola o hubo alguna intención distinta de alguien y alertó de inmediato a la familia para avisar a través de las redes sociales de la emergencia, en que hasta la propia alcaldesa Priscila Castillo alertó de la situación.

Por fin alguien llamó que los caballitos estaban en la población Don Sebastián, a unas 25 cuadras más o menos.

“Harto lejos caminaron los malulos”, reaccionó don Eugenio quien estaba preocupado de que desaparecieran, ya que ambos animales fueron bautizados por sus nietos. Al caballo blanco de tres años y medio le pusieron “Coqueto” y a la yegüita negrita de 9 años “Fifí”.

“Estábamos preocupados al máximo por ser los animales de siempre y lo que significa para los chicos. Para los niños habría sido una tragedia perderlos”, comentó con satisfacción.

Él los tiene en este período en Molina para evitar las bajas temperaturas en la cordillera, pero espera llevarlos prontos a La Placeta, para que allí caminen y troten a sus anchas: “El invierno es muy duro allá arriba y por eso los tengo acá”.

El propio Eugenio Valdés fue a buscarlos y cuando los encontró, se alegró de verlos sanos, y se los trajo a los dos caminando por las calles hasta regresarlos al hogar llenando de alegría a la familia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MAS NOTICIAS

Página de Noticias De Pancho a Pancho y RECREO AL DIA hecho en Wordpress