Noticias

POBLADORES SE TOMAN LA CUESTA LA DORMIDA EN OLMUÉ EXIGIENDO DEL GOBIERNO QUE ENVÍE LOS RECURSOS QUE FALTAN PARA TERMINAR LA CONSTRUCCIÓN DE 300 CASAS

  • Bernarda Gaona y Patricia Arancibia lideran los dos comités que se constituyeron hace 16 años y que hoy ven el peligro de que el sueño de la casa propia no se haga realidad por un trámite burocrático

Los pobladores que están próximos a recibir sus viviendas del sector El Rosario de Olmué, se tomaron esta mañana la Cuesta La Dormida, para exigir del Ministerio de la Vivienda y Urbanismo que destine los mil 67 millones de pesos que faltan, para que la constructora termine las obras que llevan un 99% de avance.

Lo lamentable de esta situación, es que la empresa constructora José Miguel Carreño, JMC, anunció que de no llegar esos recursos que corresponden a la ejecución de obras de pavimentación, se retirarán del lugar el 15 de este mes y las casas quedarán en el más completo abandono.

Por eso es que Bernarda Gaona que lidera el comité “Olmué Crece” y Patricia Arancibia, que preside el comité “Villa El Rosario”, y que representan cada una a 150 familias, exigen de las autoridades centrales, que aceleren la llegada de esos dineros porque si las casas quedan abandonadas, serán ocupadas por otras personas y se producirán robos que esperan no se produzcan.

Las dirigentes y asociados, al ver que el Ministerio de la Vivienda no responde y que la constructora espera levantar las faenas el día 15, sienten que perderán sus casas y se terminará el sueño de la vivienda propia.

Estos comités empezaron a constituirse hace 16 años y ahora que están próximos a recibir sus casas, ven que por una cuestión burocrática pueden perderlas y caer en manos de quienes no les corresponde.

Todas estas familias son vulnerables y fueron favorecidas a través del Fondo Solidario.

Los dineros que faltan serán invertidos en la urbanización del territorio y en la colocación de la postación para que las casas dispongan del servicio eléctrico.

Las dirigentes recordaron que estas obras partieron el año 2019 con una constructora que después quebró. Pasaron seis meses para que la constructora José Miguel Carreño las reanudara que está próxima a cumplir su compromiso.

Tanto Bernarda Gaona como Patricia Arancibia informaron que este martes continuarán con las protestas y se tomarán nuevamente la Cuesta La Dormida que comunica a Olmué con la capital y que algunas jefas de familia están dispuestas a iniciar una huelga de hambre.

Comparte si te ha gustado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MAS NOTICIAS

Salir de la versión móvil